statcounter

jueves, diciembre 27, 2012

Hoy me dieron el premio a la mejor compañera en la oficina donde trabajo. No es menor. No para mi. No para este año.
Uno a veces carga con sus cruces y las arrastra, las levanta, las usa de contrapeso para ejercitarse. Otras se rasca con los vértices de la madera.
Este fue un año de curaciones. Me dedique con alma y vida a ser buena. A curar mi pasado. A pagar mi karma.
El reconocimiento me vino a 5 días de acabarse el año y no podía ser mas oportuno.
Para muchos puede ser una bobada. O natural. A veces pienso que soy buena naturalmente. Otras que con la edad vino el preciado 5 segundos antes de responder, se respira hondo y se elije la mejor comunicación posible.
Otras veces pienso que soy una real pelotuda.
Pero de vuelta me traigo y digo que no me gane al premio a la mas boluda, sino a la mejor compañera.
Tengo un trofeo y una valoración de un grupo de gente que se puso de acuerdo y dijo que si, que me ven y que no es tan grave lo que ven.

A ver si con esto levanto la moral.

miércoles, diciembre 12, 2012