statcounter

sábado, marzo 23, 2013

Estoy en la mitad de una revolución personal. En lo físico y en lo emocional.
En este día en particular donde parece que esta el sol, pero es sólo una cuestión de distintas densidades de nubes, me encuentro en una meseta de ese camino.
En estos últimos días pasados, me estuve flagelando con mi historia personal y eso me llevó por mal camino. ¿Cómo se hace para ignorar todas tus tendencias negativas y rescatarte a vos misma?
En principio intenté encontrar el orígen de mi circuito negativo. No es por ahí, no pude dar con nada que me motivara para adelante.
Anoche tomando una cerveza con un amigo, me dijo que él era el ejemplo de su familia y que se lo debía todo a una mujer. Que lo rescató de lugares con poco sol y lo empujó a su éxito. En este caso, hablamos de un auto y un trabajo estable relacionado con su carrera. Para su familia, ese es un ejemplo a seguir.
Yo no dije nada sobre mi. No es mi estilo.
Me quedó sonando la frase en la cabeza. Mientras lavaba los platos de una cena para uno, se me ocurrió que debe ser lindo. Eso de sentir que sos el orgullo de tu familia, el modelo a seguir.
Debería haberle contado que yo no, que yo soy la oveja negra. Que no tengo idea que se siente eso.
Pero que estoy trabajando para ser mi orgullo.

My own Persona Jesus.